Y NOS VAMOS DE VIAJE

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Viajar siempre trae consigo expectativas, sueños y propósitos. Sean las esperadas vacaciones del año en una playa, el campo o la nieve. Ahora, que cosa más maravillosa es tener la posibilidad de transportarse a otro destino.

Viajar siempre trae consigo expectativas, sueños y propósitos. Sean las esperadas vacaciones del año en una playa, el campo o la nieve. Ahora, que cosa más maravillosa es tener la posibilidad de transportarse a otro destino en donde esa desconexión de la rutina diaria se torna en un descanso.

Pero no todo es tan sencillo, ya que los preparativos son una tarea previa adicional al día a día. Por lo mismo, queremos contarte qué necesitas llevar, en donde cada producto y/o prenda podemos usarlos de distintas formas, minimizando el volumen del equipaje y simplificando el check list previo.

Cuidado de la piel y maquillaje:

1. Tónico de limpieza (agua micelar, hidrata y retira impurezas).

2. Desmaquillante de ojos si ocupas máscara de pestañas.

3. Suero/Aceite shot de hidratación y vitaminas.

4. Crema humectante.

5. Factor solar.

6. Base: Si vas a un lugar donde te broncearás lo más probable es que esa base que usas a diario ya no quede perfecta. Puedes comprar la misma que usas uno o dos tonos más oscuro. Te servirá para el verano también. Lo ideal es tener una para el invierno y otra para el verano ya que el color de la piel no es el mismo.

7. Corrector: En dos tonos. Uno más claro que tú tono de piel y otro más oscuro. Los puedes ir mezclando dependiendo de lo que necesites, como por ejemplo aumentar o disminuir volúmenes (pómulos, nariz, mentón), corregir tonos de la piel como manchas, granitos, zona alrededor de las aletas de la nariz o incluso los párpados.

8. Polvos Bronceantes: Aplica en el contorno de la cara, bajo los pómulos, en ambos lados de la nariz y también los puedes ocupar como sombra de ojos. La intensidad que le des dependerá si es para día o noche. ¡Queda precioso!, muy natural y cumple el objetivo totalmente, que es destacar los ojos y su forma.

9. Iluminador: En polvo, líquido o barra, aplica en las zonas que quieras destacar del rostro. También puedes usarlos como sombra de ojos. Aplica en el párpado móvil, en la zona del lagrimal y bajo el arco de las cejas.

9. Máscara de Pestañas.

10. Delineador de ojos Café, ¿por qué café? Porque si quieres llevar solo uno, este color es más sutil para el día y endurece menos la mirada. Ocupan tan poco espacio y peso que les aconsejo llevar uno negro también para la noche.

11. Rubor.

12. Labiales: Si usas a diario lleva dos y en distintos tonos, dependiendo de la ropa que usarás o con el que te sientas más cómoda, como los tonos nudes/cafés. Si no es tu caso, un bálsamo o brillo es suficiente. Si llevas uno de la gama de los rojos, fucsias o damascos, puedes reemplazar el RUBOR. Sólo debes preocuparte de difuminar o esparcir bien.

VESTIMENTA

Con respecto al vestuario, el hacer una maleta independiente del tiempo que estarás, muchas veces es motivo de un mini “stress”.

¿A quién no le ha pasado que se esmera en llevar lo fundamental y terminamos llevando mucho más de lo que necesitamos, y en algunos casos, demasiadas pocas alternativas?

La recomendación para este importante ítem es tomarse unos días, horas o buenos minutos a pensar bien al destino que vamos, los días que estaremos y por cierto, el clima.

Los básicos como poleras de colores neutros (gris, blanco, azul marino, negro) pantalones ligeros, vestidos y chaquetas para toda ocasión como una de jeans, o de cuero ,  son grandes aliados e indispensables porque puedes usarlos más de una vez y combinarlos con distintas piezas, ya sea para el día o para la noche.

Si en tu destino el clima es cálido, una buena alternativa es un vestido de algodón o lino que puedas usar tanto para la playa o para pasear por la tarde, al igual que los salvadores short de jeans que sirven para cualquier momento del día. La clave está en combinarlos con distintos tops y zapatos acorde al lugar y la hora. La clásica y sentadora camisa blanca, como una de jeans, son perfectas por si estamos en lugares con mucho aire acondicionado o se pone un poco fresco.

Ahora si vas al frío, una buena parka que te ayude a capear el frío y la lluvia junto con los básicos de invierno como un jeans azul y uno negro, un chaleco de punto grueso negro, gris o camel, que en definitiva vienen con todo. Harán más fácil tu estadía, sin complicarte.

Así qué ahora a armar con calma,  pensando bien lo que llevaremos y así, ¡disfrutar con todo las merecidas vacaciones!

Danos tu opinión