RETRATO DE UNA PASIÓN

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Club Deportivo St. Margaret´s. Ha sido un trabajo impresionante. A la fecha el Club Deportivo St. Margaret´s, fundado en septiembre de 2004 por un grupo de alumnas, aporta con catorce jugadoras y dos varones en diversas categorías a la selección nacional de Hockey.

Ha sido un trabajo impresionante. A la fecha el  Club Deportivo St. Margaret´s, fundado en septiembre de 2004 por un grupo de alumnas, aporta con catorce  jugadoras y dos varones en diversas categorías a la selección nacional de Hockey. Destaca el juego de la española Beatriz Ordoñez quien con 17 años ha capitaneado en varias oportunidades a las “Diablitas Junior”, y está a la espera de su proceso de nacionalización por solicitud de la propia federación.

Los padres de Beatriz están completamente involucrados en su desempeño deportivo, sin dejar de lado  un alto rendimiento académico. Beatriz Becker es la actual Gerenta del club, y su marido Francisco Ordoñez, por amor al arte ya se ha convertido en el fotógrafo oficial, de hecho él fue quien compartió a Costa Magazine estas hermosas imágenes. Ambos retratan el espíritu que subyace en los logros del club St. Margaret´s que a comienzos de este año organizó un campeonato de gran nivel competitivo reuniendo a prestigiosas escuadras de Argentina y Chile.

Asimismo, Beatriz  subraya el convenio con el cuarto club de hockey más importante de Holanda, el VV de Ámsterdam, con quienes firmaron un acuerdo para  “mandar a nuestros entrenadores a formarse, y algunos de sus entrenadores y head coach vienen a apoyarnos para formar aquí a gente del club y del colegio”.

Conversamos ampliamente con la actual Gerenta del club sobre el esfuerzo de familias insignes que con su apoyo incondicional dan vida a un proyecto que crece sin techo. Mención especial al gran respaldo y soporte del mismo St. Margaret´s British School for Girls de Viña del Mar, un pilar fundamental y alma mater del club. Y, por supuesto, al compromiso de las mismas alumnas, ex alumnas y apoderados que hacen de este club un símbolo de tradición y pasión.

Beatriz, cuéntanos tu historia, cómo llegan a Chile y de qué forma se vinculan al hockey.

“Nos trasladamos al país por una oferta de trabajo de mi marido. Él (Francisco Ordoñez) se desplazó solo hace cinco años, y como  Beatriz nuestra hija estaba estudiando y jugando hockey en Inglaterra con una beca deportiva en Plymhot College, nosotras nos vinimos dos años después.

Por mi parte, soy ingeniero comercial, especialista en banca privada y con experiencia en entidades financieras durante 20 años; antes de eso trabajé en Luxemburgo en el parlamento europeo. Una vez que nos trasladamos aquí, por mi perfil y formación, los puestos de trabajo que me ofrecieron fueron en Santiago, así que me reinventé. Di clases de economía y francés y empecé a colaborar con el club donde Beatriz comenzó a jugar. Comencé como coordinadora y desde este año me  encargo de la gerencia”.

Sé que ambos, tú y Francisco, están comprometidos hasta los huesos con el Club…

“Es así. Ya te comentaba mi caso, pero mi marido por ejemplo, él es ingeniero civil y por amor al arte, viene a los partidos de todas las ramas para hacer fotografías. Podríamos decir que se ha convertido en el fotógrafo oficial del club. Pero así son las familias que integran esta institución. Todos muestran un compromiso incondicional participando en múltiples facetas para que sigamos creciendo”.

Hablando de este crecimiento exponencial. Aportan con gran cantidad de jugadoras (y un par de varones) a la selección nacional, por ejemplo.

“Hacemos un total de 16 jugadores, en categorías sub 12, sub 14, sub 16, senior, varones y junior. Y en este caso hago mención especial a la  gran labor realizada por nuestro entrenador de damas adultas Patricio Bofill. Su desempeño es impresionante, organiza los equipos de forma impecable, y poco a poco escalamos puestos con un arduo trabajo por su parte, y por supuesto de todo el equipo.

Pero también es importante subrayar  que prácticamente la totalidad de nuestros entrenadores, chicos y chicas, han sido seleccionados nacionales y llevan la pasión del hockey en el alma. Creo que incluso realizarían el trabajo que hacen sin cobrar. Se dedican muchísimo a las niñas, las entienden, las entrenan, es impresionante ver cómo comparten con niños y niñas de cualquier edad. Apoyan  los torneos, arbitran, son jueces de mesa, son voluntarios… lo que haga falta”.

Es vital también el apoyo de las familias y sacrificio de las propias jugadoras, ¿no es así?

“Hasta hace menos de un año éramos el único club federado de toda la quinta región que iba 2 o 3 veces al mes a jugar los domingos a Santiago con el coste económico y físico que conlleva. Sin pasar por alto el  valor de dejar de hacer otras cosas que atraen a nuestros jóvenes. Además, por regla general, son muy buenos estudiantes, que se realiza muy bien. Somos testigos que el hockey y el sistema de competencia les ha marcado el carácter, pues hacen tremendos méritos por mantener la pasión en este juego”.

Creo que es bueno también mencionar el caso de tu hija, Beatriz Ordoñez, quien juega en las Diablas Junior y que además posee un excelente nivel académico.

“Mi hija con 17 años ha estudiado en Francia, España, Estados Unidos, Australia, Inglaterra y ahora en Chile. El aporte que le ha dado el deporte a mi hija nos ha hecho marcarnos un tipo de vida distinto. Incluso este año está haciendo el bachillerato internacional completo, y todo  a través del hockey y las becas; gracias a Dios es una gran estudiante. Sin duda, este deporte le ha marcado el carácter porque juega unas 17 horas por  semana manteniendo  un gran nivel académico”.

A nivel de adultas han logrado escalar – después de tiempos difíciles – al quinto puesto a nivel nacional. Pero además, mencionaste el convenio con un importante club de Holanda.

“Así es. En febrero de 2018 firmamos un Acuerdo con VV de Ámsterdam, el cuarto club de hockey más importante en Holanda, consistente en enviar a nuestros entrenadores a formarse allí, y algunos jugadores. Ya hemos enviado a dos entrenadores, y pronto irá la Head Coach. El proyecto que tenemos es montar un campamento al final de 2019 o principios de 2020. Un campamento de una semana o quince días de alto rendimiento deportivo centrado en el hockey.

A su vez,  el entrenador británico Charlie High que trabaja en el VV de Ámsterdam, viene dos o tres veces al año  para montar clínicas, dirigir los entrenamientos y adecuar su plan de trabajo a nuestra realidad, pero manteniendo las exigencias de Holanda para hacernos más competitivos”.

¿Qué tal ha sido el apoyo del Colegio St. Margaret´s?

“Fundamental. Es decir, para que todo esto se esté llevando a cabo, nuestro crecimiento, proyección, sobre todo en el espíritu de hacer cosas más importantes y apostar por el hockey nacional, ha sido imprescindible el aporte del colegio, de su rectora Carolyn Petersen, del Gerente Gian Carlo Canessa y de todo el directorio del colegio y de la corporación”.

Creo que es necesario destacar, que hace un par de años se hizo una reestructuración de la directiva, formándose un grupo humano con muchas ganas de hacer cosas.

“Claro, hace dos años y medio aproximadamente se produjo un cambio de directiva, compuesta actualmente por la Presidenta Ximena Gil, Guillermo Ruiz, Pablo Gómez, Rafaella Molinari y Pilar Palacios. Yo, Beatriz Becker, fui coordinadora del club y ahora soy la Gerente. Decidimos que había que dar otro camino distinto y potenciar mucho más el deporte y desde entonces hemos visto grandes logros y resultados”.

¿Podríamos destacar el Super Nine de Hockey Femenino sobre césped no?

El Super Nine es el primer torneo internacional de clubes que se realizó el verano pasado en Chile con formato de 9 jugadores en vez de 11, convirtiéndolo en un juego más rápido y dinámico. Convocamos a los mejores equipos de Argentina y Chile  logrando una magnitud  única. Sacamos adelante el campeonato con tremendos auspiciadores como Drava Sony y   Kia, con un aforo de unas 2.500 personas.

Ahora, lo gracioso, es que las empresas nos buscan para venir al Super Nine, en vez de nosotros salir a buscar auspicios”.

¿Expectativas para el resto del año?

“Del 2019 esperamos consolidar el torneo de verano, seguir creciendo en número de jugadores, consolidar nuestro equipo de primera damas en la parte alta de la tabla. También apuntamos a reforzar la rama de los varones, pues el hockey masculino es cada vez menor en Chile”.

Para finalizar, me parece muy bueno retratar el caso de cómo tu familia se involucra con el hockey…

“En casa todos cooperamos con el club, mi marido es el fotógrafo oficial, Beatriz  entrena a full y en mi caso, he hecho de esto un proyecto personal pues me apasiona todo lo que el deporte le ha dado a mí hija”.

 

 

 

Escrito por Cristian M. Caces · Fotografías de Francisco Ordoñez

Danos tu opinión