NANO STERN, MÚSICA DESDE LA RABIA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Nano Stern (33) es una de las caras más visibles de la “tercera generación de cantautores chilenos”, como se ha denominado a los artistas que han seguido la línea musical creada en los setenta por compositores como Víctor Jara, Violeta Parra, y Patricio Manns, entre otros.

Nacido en Chile a mediados de los años ochenta, Fernando Stern Britzmann inicia su carrera musical apenas a los tres años aprendiendo a tocar el violín. Durante su adolescencia colabora  en diversos grupos tanto en Chile como en Alemania, cultivando un estilo de fusión latinoamericana de rock  y folclore y experimentando por vez primera la adrenalina del escenario. 

En la última década, el músico ha prosperado en su carrera a nivel local y se ha expandido a un mercado continental, con canciones tan conocidas como: Casualidad, La Puta Esperanza, Voy y Vuelvo, entre otras composiciones.

Sin embargo, con los lanzamientos de sus últimos dos EP’s – ‘Santiago’ y ‘Lucero’- el multi instrumentalista ha hecho un cambio en la temática de sus canciones enfocándose en la crítica y la desazón, una mirada pesimista nutrida por la rabia que produce la decepción, pero sin dejar de lado el cariño que se asoma como una esperanza para una sociedad en decadencia.

FOLCLORE Y ROCK

¿Cómo ha estado este 2018, para ti?

“Ha sido súper movido, lanzamos dos grabaciones, giramos por ocho países, y realizamos proyectos y colaboraciones con otros artistas. Vamos a cerrar el año con presentaciones en Chile y Argentina”.

¿Ya hay planes para el 2019?

“Para este verano tenemos un par de festivales grandes como ‘La Cumbre de la Música Chilena’ – 12 de enero en Santiago – y el ‘Festival Internacional de Folclore’- febrero del 2019-  que se realizará en Cosquín, Argentina, el cuál es el más importante a nivel latinoamericano”.

Con respecto al folclore, ¿te sientes parte de ese estilo musical o más rockero?

“No creo que hay una línea tan clara, la música es una sola y así se van  dando diversas mezclas, es por eso que en el verano iré a dos festivales con temáticas distintas”.

¿LÍDER DE QUIÉN?

Entre la gente y críticos musicales, se te considera como uno de los líderes de la ‘nueva canción chilena’.

“Creo que pecaría de arrogante y también de  ingenuo en creerme líder”.

Pero eres una de las caras visibles…

“Sin duda soy uno de los artistas con más exposición, soy muy activo y estoy haciendo cosas, ¿pero ‘líder’ de quién?, no es como si yo tuviera a una tropa a la cual liderar. Sí me siento privilegiado, pero no creo que haya que ser ‘líder’ de nadie, no es mi intención”.

Si hay gente que te sigue y considera tus canciones con sus mensajes, ejerces un liderazgo, ¿no lo crees?

“¿De qué me sirve?, No hablo con el afán de ser ‘la voz de una generación’, simplemente me expreso con sinceridad y honestidad, cantando sobre las cosas que me motivan. Lo que sí logro, con la gente que me sigue, es una identificación”.

DEVOLVER EL ESPÍRITU

Hablemos de tus últimos discos. Públicamente has dicho que son producciones “más oscuras”, ¿tiene que ver con una temática o es más bien introspectivo?

“Hace una crítica social sobre lo que nos toca a nosotros como país. Con letras salidas desde la rabia”.

¿Por qué esa rabia?

“En la última década, hemos vivido un ciclo de decepción (…) Donde se han reventado ilusiones por su propio peso, o mejor dicho por falta de peso”.

¿Y esa decepción que conlleva?

“Que nos alejemos del espíritu, que es de lo que se trata mi EP ‘Lucero’, ese disco tiene una buena historia sobre su creación…”

Cuéntanos, ¿cómo se gestó?

“Nace de una conversación que tuve con Gastón Soublette – filósofo chileno- sobre su libro ‘La Estrella de Chile’, que relata la creación de la simbología nacional. Si te fijas, la mayoría de las banderas latinoamericanas tienen estrellas, que significaban el ‘nuevo amanecer’ debido al mundo ‘descubierto’ en aquellos tiempos.

¿Y cómo se relaciona con el tema del espíritu?

“Que esa promesa del nuevo mundo nunca  se cumplió,  no hubo oportunidades. Y debido a factores políticos y sociales, vivimos en una época de crisis, donde somos protagonista de la decadencia”.

¿Cuál es la propuesta de Nano Stern para devolver el espíritu a nuestro país?

En mi caso es la música,  y el diálogo que se produce cuando la palabra y la belleza se juntan.  No se me ocurre nada mejor que seguir recorriendo el país, tanto en escenarios pequeños como en festivales grandes, realizando folclore o creando cosas nuevas. Y para los demás, que seamos cariñosos unos con otros, eso es lo importante”.

Danos tu opinión

RELACIONADOS

SÍGUENOS EN FACEBOOK

#SOMOSCOSTA

SÍGUENOS EN INSTAGRAM