LINO. Cómodo, milenario, sofisticado

Como un clásico de todos los tiempos el Lino reaparece en tendencias de vestuario primavera-verano 2020. Cuando las temperaturas empiezan a subir, este milenario, cómodo y sofisticado material siempre se hace presente.

Así como el jade – que vimos en la página anterior –  es una piedra milenaria protagonista del cuidado de la belleza por siglos y hoy vuelva a estar en la retina de todos, el Lino en el vestuario tiene una historia similar.

Cultivado solo con fines textiles, es la fibra más antigua de la historia. Los egipcios (que también usaban algodón y lana) las vestían como consecuencia de un clima muy cálido y seco, por sus propiedades que aíslan el calor.

Del tallo del Lino se fabrica la tela y su semilla

la linaza se utiliza con fines nutritivos.

En la Antigua Grecia su vestimenta era  básicamente de dos piezas, una túnica y capa, que generalmente eran de lino o de lana. En la Biblia hay muchísimas  referencias al lino. En el Génesis se habla del cultivo y procesado de esta planta; José y David vestían de lino y los cuatro evangelistas en el Nuevo Testamento hacen referencia a esta tela. El Lino era la tela que usaban los seres divinos.

TENDENCIA ECOLÓGICA

Hoy, después de miles de años, esta tela extraída de una planta herbácea de las familias de las lináceas, sigue presente en el mundo de la moda. Gracias a sus propiedades antibacterianas, aislante térmico y full resistencia el Lino marca tendencia tras tendencia.

En esta primavera y  el verano por venir, es la tela indiscutida para vestir de manera Chic y en concordancia con la consigna de cuidar el medioambiente, al ser una de las fibras de menor impacto de origen natural.

No sufras pensando en que debes plancharla ya que su tejido rugoso es parte del atractivo. Tops ligeros, shorts, pantalones capri, camisas, vestidos vaporosos, salidas de baño, faldas y blazers, el Lino siempre ha sido y será un ¡MUST!

Otras lecturas

Roller de Jade

¿Ya lo viste en redes sociales o algún blog de belleza? Sí o sí lo