FUEGOS DE VIÑA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Una veintena de parrilleros de todo Chile se midieron en el evento que premia al mejor asadero. La competencia desarrollada el sábado 18 de mayo en la Quinta Vergara contó con un flujo de público de seis mil personas y un jurado de lujo que al calor de las brasas busca extender y potenciar esta entretenida comunidad del fuego. Texto y fotos de Cristian M. Caces

Al calor de la parrilla y del agradable sol de otoño se desarrolló el sábado 18 de mayo la segunda versión de la competencia “Fuegos de Viña”, torneo de entrada liberada que mide a los mejores asadores del país mientras cientos de felices asistentes degustan exquisitas preparaciones de carne vacuna, cerdo o cordero y, como novedad en esta edición, platos  vegetarianos.

El certamen gastronómico organizado por la agrupación Fuegos de Viña se desarrolló en el acceso principal de la Quinta Vergara  donde 21 competidores demostraron sus talentos al calor de las brasas. En el recorrido, los asistentes que adquirieron la pulsera del evento (a solo $1.000), además de observar los secretos de cada chef, tuvieron la oportunidad de probar los mejores asados del país en un solo lugar.

En diciembre del año pasado se realizó el primer torneo de estas características, el cual fue clasificatorio para el South American International Bbq & Grill Tornament efectuado en Valdivia durante enero.

Gonzalo Lavín, uno de los organizadores, expresó su satisfacción porque la cantidad de inscripciones superó las expectativas. “Es un evento muy entretenido que el año pasado recibió a cerca de 5 mil personas, además en la reciente edición presentamos la novedad de exquisitos platos  vegetarianos pare quienes no comen carne en esta gran fiesta sobre el fuego”.

JURADO DE LUJO

Reconocido en la comunidad de parrilleros, Álvaro Molina lideró el grupo de cuatro jueces que tuvo la misión de escoger al experto en carne a las brasas. El fundador de la Liga del Asado estuvo presente en la primera edición de Fuegos de Viña entregando la mejor onda y experiencia a los equipos participantes.

Arquitecto de profesión y cocinero de corazón, Celsor Campos ocupó otro de los cuatro asientos del jurado. Hoy dedicado cien por ciento a la cocina al fuego en eventos para empresas y domicilio, aún luce sus reconocimientos como primer lugar en el Brasador 2018 y vicecampeón nacional de Asado del mismo año. Asimismo Hernán Maldonado, chef y fundador de Gourmet Banquetería Concepción-Chillán, participa como uno de los cuatro jueces en mesa.

Con estudios en las mejores escuelas de cocina de Chile y formación en Francia, Josefa Horta de 32 años ha ido generando su propio sello de versatilidad en cocina. Con pasadas por restaurantes como Ambrosia y Europeo fue aprendiendo a desempeñar distintos roles en la gastronomía, llegando a trabajar en un restaurante con tres estrellas Michelin “Le petit nice” en Francia. Sin duda, un lujo para la organización y los propios competidores tener este nivel de jurado.

Más conocido como “El asador del Mal”, Juan Pablo Barbaglia,  miembro del Club argentino (y chileno también) de Asadores a la Estaca se hizo presente como juez de patio para dirimir a los ganadores. Hacemos eco de las palabras de presentación redactadas por la propia organización del evento destacando sus “47 fogones en el cuerpo, dos infartos y todavía la cuenta al lado de la parrilla”.

Danos tu opinión

RELACIONADOS

SÍGUENOS EN FACEBOOK

#SOMOSCOSTA

SÍGUENOS EN INSTAGRAM