“Estamos apostando por un turismo de tercera generación”

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
El nuevo director de Sernatur, Marcelo Vidal conversa con Costa Magazine sobre el reto de acabar con la estacionalidad del turismo en la región incorporando el concepto de experiencia y apuntando a nuevos mercados como el brasilero, europeo y oriental. Por Cristian M. Caces

Con amplia experiencia gerenciando hoteles de  4 y 5 estrellas en la región, Marcelo Vidal Acevedo ocupa desde diciembre pasado el cargo de Director a nivel regional de Sernatur, institución a la que llega con el afán de acabar con la estacionalidad del turismo nacional, incorporar al destino el concepto de experiencia y apuntar hacia un mercado de larga distancia como el europeo y oriental.

En casi cinco meses liderando el organismo de turismo en la región de Valparaíso, Vidal – quien actuó como docente en carreras ligadas a negocios turísticos y  hotelería en Universidad Viña del Mar y Universidad de Valparaíso –  hace  hincapié en brindar un turismo de tercera categoría, con tal de que todo el ecosistema turístico de la zona se vea beneficiado por la llegada de nuevos visitantes. Por lo mismo, existe una especial atención hacia el mercado brasileño, quien en palabras del mismo director de Sernatur, consume un 1,5 más que el turista argentino.

Con la actual proyección, el  ingeniero civil de la Usach y MBA del Instituto de Empresas de Madrid,  apuesta por un Valparaíso que “vuelva a tener el liderazgo como región del turismo en Chile y, por qué no pensarlo, en Latinoamérica”.  Costa Magazine conversó con el ex gerente de Radisson, Hippocampus y Hotel del Mar sobre los retos que enfrenta en la dirección del Servicio Nacional de Turismo en la V Región.

Comencemos por un breve repaso de tu llegada en diciembre a la dirección de Sernatur.

“En diciembre fue complicado comenzar por todo el problema del paro portuario, provocando la merma en las actividades de fin de año en la comuna de Valparaíso. Enero fue súper lento donde bajó un 30% la llegada de argentinos con respecto al año anterior, por las condiciones económicas del país trasandino y por el tipo de cambio que no le es conveniente”.

Frente a este panorama la hotelería y gastronomía se vio perjudicada. ¿Cuáles son algunas de las estrategias para no depender del turismo trasandino?

“Estamos trabajando en diversificar nuestra oferta turística  – turismo rural, enoturismo, entre otros – y diversificar al turista que llega. En los próximos tres años apuntamos fuertemente hacia el mercado brasilero, quienes crecieron un 8% respecto al año anterior. Además el turista brasilero gasta 1,5 veces lo que gasta un argentino, y consume desde su llegada al hotel por lo que todo el ecosistema turístico de la región se ve beneficiado”.

Volviendo al turismo nacional, se propone un cambio de mentalidad ¿no es así?

“Efectivamente. Creo que es importante promover un cambio de mentalidad en los turistas nacionales y modificar el concepto arraigado de vacacionar sólo en verano por el de vacacionar todo el año aprovechando los fines de semana largo, o a través de alguna escapada, y disfrutar de múltiples panoramas que tiene la zona: panoramas románticos, rurales, culturales, o aprovechar también la bohemia de Valparaíso.

Queremos lograr que los nacionales logren establecer un bienestar propio mediante el turismo, y no que se limite a veranear en enero o febrero, donde la ciudad está colapsada, no se encuentran estacionamientos, los alquileres son más caros, etc. La idea es que puedan acceder a mejores precios en otras estaciones del año y así también vayan botando el estrés además de una mejor calidad de vida a través del turismo”.

Propuesta estrechamente vinculada a la categoría del turismo…

“Exacto. Nosotros hemos ido subiendo esta categoría. El nivel uno, es turismo básico de sol y playa. Un turismo más de contemplación sería el segundo nivel, relacionado al patrimonio, donde tú observas lo que está pasando alrededor. En nuestro caso,  apostamos por un turismo de tercera generación donde el turista se sumerge en  múltiples actividades que propone la región”.

Se suma entonces a destino o lugar el concepto de Experiencia.

“Concepto que otorga un valor agregado a la oferta turística, pues queremos que los visitantes hagan una inmersión dentro de la región. En este caso se presenta el turismo rural en la zona interior, donde la persona pueda ordeñar una vaca, participar de la cosecha, preparar pan amasado en hornos de leña y disfrutar de un almuerzo u once súper chilena.

Ahora bien, además de atraer al mercado brasileño y poner fin a la estacionalidad del turista nacional, desde Sernatur proponen un “turismo de larga distancia”.

“Así es. Además de Brasil, estamos priorizando a Estados Unidos, Australia y China, además del bloque europeo compuesto por España, Francia, Inglaterra y Alemania. Si bien al momento son pocos los turistas que vienen, son mercados que siguen  creciendo a la vez que sus turistas  hacen un gasto mayor”.

¿Será vital una mayor recalada de cruceros, considerando que Valparaíso llegó a tener 50 cruceros, cifra que disminuyó a sólo 20 naves por año?

“Es otro tema que hemos estado armando este año. La subsecretaria de Turismo ha hecho un trabajo excelente para logar sacar adelante una ley de cabotaje que permite que dentro de Chile haya mayor cantidad de recaladas de cruceros más pequeños y que también cuando vayan quedando asientos disponibles se generen rutas más pequeñas. En este sentido, la primera ruta que queremos levantar incluye a Panamá, Colombia, Perú y Chile.

Personalmente sueño con tener una ruta de crucero que una Valparaíso, Juan Fernández, Rapa Nui y  Tahití, permitiéndonos acceder al mercado de la Polinesia desde Japón o China,  con turistas hacia nuestro territorio”.

En vista de tu experiencia trabajando  con asociaciones gremiales de Viña y Concón, ¿cómo crees que debe abordarse el trabajo conjunto con otras corporaciones y entes públicos y privados?

“Articular los organismos es clave para lograr que Valparaíso vuelva a tener el liderazgo como región del turismo en Chile y por qué no pensarlo en Latinoamérica. Sernatur tiene que ser un facilitador de esta alianza entre organismos públicos, privados, comunidades y empresas. Contamos con todas las herramientas que otorga el Gobierno para facilitar este trabajo, además  con la ayuda de Sercotec y Corfo podemos articular las herramientas necesarias y dirigirlas para potenciar el turismo en la región.

Obviamente es esencial una inyección de recursos para promoción. Allí radica el apoyo del Gobierno Regional al  destrabar los recursos para turistas de corto alcance, como el brasileño, y de largo alcance, como el oriental y europeo”.

Considerando tu experiencia en hoteles de Concón, ¿cómo crees que esta comuna podría potenciar su estampa de Capital Gastronómica?

“No creo que sea sano que un restorán se posicione sobre otro, sino que se trabaje en conjunto por potenciar un polo gastronómico mediante la innovación dirigida hacia una cocina de autor; con productos regionales donde el chef logre estampar su sello y el pescado, no la salsa,  sea la estrella de cada plato, con una cocina más contemporánea”.

En 2015 emprendiste con un restorán propio en el cerro Bellavista. Habiendo mencionado tus atributos para el cargo, ¿cuál dirías que es tu sello como nuevo director de Sernatur?

“Básicamente me encantaría dejar como legado una innovación, un turismo ligado al marketing digital. He tenido varias conversaciones con empresarios que arrojaron cifras positivas este verano ya que manejaban muy bien el marketing digital y, a su vez, proponían  una experiencia vivencial donde el turista logra sumergirse en esta historia o relato que cada uno va entregando a través de diversos destinos”.

Por último, ¿qué proyección se prevé para el turismo regional en los siguientes años?

“Considerando que a nivel regional crecemos por cuatro grandes actividades – minera, portuaria, agrícola y turística -, puedo decir que el turismo, es la única actividad que se proyecta a la alza en los próximos tres años. Ojalá que  lleguemos a tener un 20% de personas trabajando en Turismo, es decir, que éste sea el pilar de la Región de Valparaíso”.

 

Por Cristian M. Caces

Danos tu opinión