CASAPUEBLO, EL MEDITERRÁNEO SE VIVE EN CACHAGUA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

Pensado para una vida tranquila y sencilla manteniendo el estilo del tradicional balneario, el proyecto inmobiliario CasaPueblo se emplaza en el corazón de Cachagua invitando a los residentes a caminar hasta la parroquia o playa Las Frutillas. Cercano al club ecuestre, al café Don Matías o a sus notables restoranes, la ubicación privilegiada de estas viviendas incita a deambular por la medialuna, la plaza de los burros o simplemente caminar hasta el almacén de don Lucho.

Cada una de estas 35 casas  abiertas, acogedoras, con terminaciones rústicas y sencillas, tienen la particularidad de ser distintas entre sí; aunque todas comparten el maravilloso entorno rodeadas de higueras, molles y olivos que a través de pedregosos caminos peatonales conducen a una plaza central. También está incorporada una  alta tecnología en ventanas de termopanel y artefactos de cocina de la marca italiana Smeg.

ARTÍFICES DE LUJO

Inspirada en los pueblos mediterráneos, CasaPueblo es obra de la reconocida arquitecta nacional Noelle Echeñique Saavedra, profesional que por casi treinta años ha trabajado en Zapallar. Sabe de la vida en la playa y de la potencia que la naturaleza imprime en esta zona, cualidad con la que busca conectarse a través de  materiales que armonicen con el entorno.

El diseño de iluminación exterior estuvo a  cargo de la iluminadora María Ignacia Risopatrón, quien por más de una década proyecta su trabajo con el objetivo  de rescatar materiales, tex¬turas, formas y color de la arquitectura que acompaña.  “No se trata sólo de poner luz a un espa¬cio, sino producir una emoción a través de la atmósfera que se crea con esa luz”, enfatiza en entrevistas anteriores la destacada profesional.

Las puertas de acceso son diseñadas especialmente para Casapueblo por el ebanista Cristián Donoso, quien años atrás en un viaje de contemplación y autoconocimiento a La India,  descubrió que su destino estaba ligado a la artesanía de maderas nobles. Estudió varios años en una escuela jesuita de Ecuador el arte del mueblista hasta retornar en 2004 a su país de origen, Chile, donde inculca  a un grupo de  artesanos un estilo de vida inmerso en la creatividad y la estética. 

Por último, y sin dejar ningún aspecto al azar, se confió el diseño de cocinas en el trabajo de la diseñadora de interiores Belén Briones, obra caracterizada por el uso de colores simples y detalles que hacen de los espacios lugares con personalidad.

NOBLEZA & TECNOLOGÍA

Diseño rústico.- Con una superficie construida de unos 140 metros cuadrados, cada vivienda de CasaPueblo posee pisos interiores de ladrillo rústicos de la zona Pueblo de Indios y cielos de madera con forma de bote invertido que abovedan el espacio.

Patios Duros.- En los patios se utilizaron Clásicas Baldosas Córdova de antigua tradición española decoradas a mano.

Aislación.- Además de Muros sólidos de ladrillo y hormigón pintado, se implementaron  ventanas con termopanel marca Beagle Window o de similares estándares de fabricación garantizando una larga vida útil y un desempeño único en términos de aislamiento térmico y acústico.

Para toda época.- El  verano se disfruta en los comedores al aire libre en patios duros, con piscina y terrazas panorámicas en techos y jacuzzi. En invierno está permitido el relajo frente al fuego de la chimenea o en base a la calefacción central.

Cocina de ensueño.-  Se diseñaron muebles de trupan ranurado pintado, cubierta de Qstone, artefactos de cocina de Top Kitchen. En línea blanca – cocina, campana, lavavajilla y microonda – se escogió la marca Smeg empotrados en muebles.

Baños de lujo.- Pisos de porcelanato beige y muros con porcelanato rectificado blanco revisten el lujoso baño. El vanitorio posee cubierta de mármol color marfil o similar.

A la vieja usanza.- Replicando a las viviendas del Cachagua de antaño, se escogieron techumbres con teja antigua y cielos con estuco a grano perdido pintado blanco. Para las  terrazas exteriores se utilizó pavimentos de ladrillo rústico, mientras que las fachadas exteriores fueron pintadas blancas, adhiriendo postigos de raulí.

Más información en puertoarquitectura.com

Danos tu opinión

RELACIONADOS

SÍGUENOS EN FACEBOOK

#SOMOSCOSTA

SÍGUENOS EN INSTAGRAM