NUEVA REFORMA CURRICULAR DE ENESEÑANZA MEDIA

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
A VPN is an essential component of IT security, whether you’re just starting a business or are already up and running. Most business interactions and transactions happen online and VPN

En las últimas semanas ha estado en la agenda noticiosa  la implementación de la reforma a la malla curricular de la educación media en todas sus modalidades. Lo primero que hay que decir para evitar suspicacias, es que la iniciativa no es obra de este Gobierno en particular, ni tampoco del actual Ministerio de Educación. Es el resultado de un trabajo de varios años  que ha llevado a cabo  el Consejo Nacional de Educación (CNED), órgano técnico y el único con atribuciones sobre el currículo académico.

Aclaración de suma importancia, pues se ha destacado que  Historia y Educación Física ya no serán asignaturas obligatorias,  sin explicar cómo se han desarrollado los cambios,   en qué niveles se implementan y cuál es el fundamento   de esas modificaciones. Tampoco se ha explicitado los contenidos de cada asignatura ni se le ha dado cobertura  al hecho de que la malla hoy será flexible, con asignaturas electivas y obligatorias siguiendo las nuevas tendencias curriculares  y que se aplicará sólo en II y IV medio y no en toda la enseñanza media como la mayoría cree. En síntesis para el lector común la noticia ha aparecido bastante reducida, dándole un carácter más bien negativo “lo que no está”  sin  contextualizarla  ni curricular ni  social e históricamente.

No hay espacio en esta columna para analizar todos los pro y contra de esta propuesta,  sin embargo, me gustaría señalar algunos elementos importantes a considerar. Primero, me parece necesaria una readecuación curricular acorde a los tiempos, que flexibilice el currículo y reponga el valor de la Filosofía.  Esta  disciplina  nos enseña a pensar, hoy más necesario que nunca,  formar el pensamiento crítico y reflexivo en los jóvenes. Segundo, es enseñarles a vivir en el espacio social en que se mueven, porque sabemos comportarnos como consumidores exigiendo nuestros derechos, pero no tenemos mucha  idea de cómo comportarnos como ciudadanos.  Un efecto de ello es que  no sabemos movernos en el espacio público donde el respeto por el otro es fundamental. Esta debería ser la gran tarea de una asignatura como  la que propone el nuevo currículo, Educación Ciudadana.

Con ello no estoy desconociendo el valor de la Historia ni de la Educación Física que por demás siguen presentes en I y II Medio y en las asignaturas electivas. Tampoco digo que este cambio es la panacea puesto que las mallas curriculares son apenas una parte del sistema curricular, el que incluye  además docentes, metodologías de aprendizaje, clima escolar en el aula y evaluaciones, sólo por mencionar algunos aspectos a considerar.

Sólo llamo a un debate serio y profundo acerca de estos temas que son muy importantes porque pueden afectar  el futuro de nuestros jóvenes. También sugiero   que se dé más información pública,  ya que estos temas son claves para el futuro de nuestro y nos involucran a todos.

Danos tu opinión