AROUND LIFE PROJECT

AROUND LIFE PROJECT

Ha pasado solo un mes y medio desde que arrancamos en Polonia, dejando atrás nuestras rutinas, trabajos y comodidades habituales para explorar y descubrir el mundo en dos ruedas. Pero querer cambiar un estilo de vida formal a la de un nómada trae consigo un sinnúmero de variables a las que tienes que hacer frente para que esa libertad, que tanto te ilusiona, efectivamente se haga realidad.

En adelante nuestro “salario” o recompensa ya no se verá reflejado en el dinero que recibiremos a fin de mes, sino en la posibilidad de ir avanzando en el camino, optimizando de la mejor manera los recursos con los que contamos. El arribar a Barcelona, nos ha dado un pequeño brake, que lo usaremos para ver viejos amigos y disfrutar de la ciudad, pero también para hacer una retrospectiva de lo sucedido en estos últimos meses, siempre necesario para no perderse en “el camino”.

Esta es la primera vez que Elerin pisa suelo ibérico, y aunque para mí es la tercera vez en Barcelona, no me deja de sorprender intentar descubrirla dejándome llevar por sus laberínticas calles en el barrio Gótico, impresionado por la particular y única arquitectura de sus edificios, monumentos y esa vida bohemia que tanto seduce. Sin lugar a dudas, una ciudad que te encanta.

Nos hemos quedado más de lo planificado visitando amigos de la vida y haciendo algunos trámites y ajustes antes de seguir adelante.  Tiempo que nos ha permitido conocer la ciudad de una manera distinta conviviendo un poco más con la gente local, con los vecinos de tus amigos que se encuentran en la calle o el señor de la verdulería que te atiende como si llegaras a su casa, compartiendo con ellos su cotidianeidad, fiestas típicas y celebraciones propias de cada barrio.

Es que la vida de barrio en España es muy particular, incluso se puede percibir en ciudades turísticas como Barcelona, en donde tienes tu panadero preferido, el puestito donde traen tu fruta favorita o, simplemente, donde te gusta sentarte a tomar un cafecito al final del día esperando a que llegue algún colega (se les dice a los amigos). Esta vida de vecindario nos encanta y nos hace sentir acogidos y como en casa, perfecto para este brake que nos mantendrá en Barcelona por un tiempo.

 

CAMINAR HASTA PERDERNOS

Basta con ponerse a caminar sin destino entre los barrios de Barcelona para encontrarse con  abundantes mercadillos con su multicolor oferta de frutas, verduras y frutos secos, exquisitos quesos y sus famosos jamones ibéricos. En cada local te dan una amable bienvenida. Esa es una de las cosas que más disfrutamos con Elerin, caminar, perdernos, descubrir lugares como los clásicos bares de tapas inmersos en los mismos barrios donde, sin más, nos sentamos con caña en mano a contemplar el paisaje.

Conocer un lugar a través de la vida de un local, te invita a descubrir la identidad única y propia de las culturas que allí se relacionan. Te das cuenta que las cosas no son ni tan malas  ni tan buenas como lo escuchaste o leíste por ahí. Te permite sumergirte en sus vidas y círculos sociales, escuchando un montón de historias que te permiten tener una mirada distinta, pero más objetiva, sobre lo que está pasando en cada pueblo, región y  país entero.

Basta pasar la frontera con Francia y adentrarse en territorio Catalán/Español para darte cuenta de la división existente entre la gente, demostrado a través de sus banderas - la catalana oficial y la independentista - en las ventanas de casas y departamentos. De hecho, como en los mismos barrios la gente está un poco sensible, optamos no hablar de ciertos temas, a menos que sea alguien de confianza.

El prolongar nuestra visita a Barcelona nos ha permitido conocer un poquito más de la rica cultura catalana, llena de sabores, colores y momentos inolvidables. Gracias al cariño y hospitalidad de nuestros amigos Jorge y Álvaro, esta experiencia ha quedado en nuestros corazones.

Nos quedaremos en Barcelona hasta acabar con nuestros trámites varios y, entonces, continuar viento sur, en donde nos esperan amigos, un poco más de calor y nuevos desafíos en esta aventura de vida sobre dos ruedas: Around Life Project.